12 Ejercicios para provocar la creatividad emprendedora | 136

  • 12 ejercicios para provocar que nuestra mente cree o encuentre ideas y soluciones creativas. y emprendedoras.
  • En esta época en la que vivimos en una dinámica tecnológica tan agitada, de tanta innovación para superar los límites, límites que se vencen y rompen una y otra vez en poco tiempo, poder generar ideas con inventiva y a veces hasta con fantasía es lo mínimo que se le exige a cualquiera que esté en una posición de liderazgo y de solución de problemas.Un Director, un Empresario, un Emprendedor, un Doctor, un Ingeniero de Software o hasta un Periodista son profesionales que cobran por pensar o aspiran a ello, o sea, a que les paguen por desarrollar un trabajo que implique encontrar soluciones, prever amenazas, resolver con conocimiento y tomar decisiones, proponer ideas originales, crear nuevas necesidades o generar contenido intelectual, todos necesitan al menos un mínimo de inspiración y creatividad para poder innovar, para destacar sobre la competencia y lograr un buen posicionamiento, o en dos palabras: tener éxito.La creatividad difícilmente puede surgir de la rutina, o de estar siempre en la zona de confort, algunos sí llegan a desarrollar una gran inventiva a pesar de que su medio es constantemente invariable. Pero no siempre podemos estar esperando a que las ideas innovadoras nos lleguen por inspiración divina o por milagro, la mayoría de las veces debemos salir a encontrar la inspiración, todos la tenemos aunque muchos no lo crean, o no se sientan creativos, solo es necesario propiciarla y hasta buscarla. En esta ocasión, les propongo estos DOCE ejercicios para provocar que nuestra mente cree o encuentre ideas y soluciones creativas (creatividad emprendedora).UNO. Hacer que las cosas pasen, actuar, ejecutar y equivocarte te provee de nuevas ideas y te brinda otros caminos para seguir innovando. Cuando nos damos cuenta que nuestra idea ha fallado, nuestro cerebro empieza a generar nuevas alternativas en base a ese tropiezo y propone otras soluciones. Lo ideal es hacer las cosas y no quedarse impávidos, aunque fallemos.DOS. Comenta tus planteamientos a otras personas o pide otra opinión, de preferencia que sea a alguien de una profesión u oficio diferente al tuyo, no importa que no sea de tu gremio, es increíble que por ejemplo un Financiero pueda pedirle su opinión a un amigo Paisajista, pero este ejercicio puede generar una tormenta de ideas donde surjan algunas que por su objetividad lleguen a ser buenas alternativas de solución. No las descartes y agradécelas todas.TRES. Escribe todas tus ideas, no dejes nada idea sin escribir aunque suene a tontería, en papel todo se vale. Ten un cuaderno o libreta siempre cerca y utilízalo para apuntar ideas o soluciones que te vayan llegando a la mente. Llega a pasar que si estás en medio de un sueño te surja alguna idea, despiertas y crees que esa idea puede valer mucho, levántate y escríbela, porque al día siguiente difícilmente te acordarás de ella. Yo, particularmente siempre cargo un cuaderno para apuntar nuevos temas y contenidos que me van surgiendo, o que escucho por allí, o me sugieren, para desarrollar después nuevas emisiones del Podcast.CUATRO. Visita museos, galerías de arte y exposiciones. Hace no mucho, vi un programa en la televisión donde el Director de Diseño de una marca deportiva de ropa y tennis, la que tiene un felino brincando, llevó a todo su equipo creativo a un museo de historia antigua japonesa; este Director le pidió a su equipo que sacaran nuevas ideas de antiguas armaduras samuráis, de vestimentas, de espadas y demás accesorios allí expuestos para diseñar su nueva línea de zapatos tennis. De esta visita surgieron muchos trazos de líneas y materiales que en la actualidad muchas marcas siguen utilizando. Entonces vayamos a estos museos no solo para cultivarnos sino para enriquecernos y despertar la creatividad emprendedora.

    CINCO. Lee libros, blogs e historias de personas que hayan vencido situaciones adversas. Estas anécdotas además de motivacionales, siempre pueden proveernos de algunas sugerencias y conceptos rescatables que servirán para moldear nuestras propias ideas. Un ejemplo que a mí me gusta mucho, es el periplo del expedicionista Ernest Shackleton para rescatar a su tripulación en el viaje que hizo hacia el Polo Sur, este lo pueden escuchar en la Emisión Número 082 de este Podcast.

    SEIS. Practica la creatividad con manualidades. Mucha gente busca soluciones dibujando en papel o esculpiendo en barro, de esta forma se materializan las ideas sin mayores gastos, así se pueden visualizar problemas y encontrar ideas a partir de generar el concepto espacial. Alguien me recomendó alguna vez que construyera un juguete de lego o de mecano, por ejemplo que armara un cochecito pero sin ver el manual de ensamblaje, solo con la imagen de la caja. Con las piezas de estos juguetes muchos ingenieros hemos construido modelos a escala para visualizar posibles problemas durante las fases de construcción y también para proponer soluciones que ahorren recursos e incrementen la seguridad.

    SIETE. Pregúntales a varias personas qué es lo que más les gustaría tener, ser o alcanzar. Todas estas respuestas te pueden brindar una gran variedad de ideas acerca de necesidades insatisfechas o no cubiertas. También te pueden proveer de luz para iluminar donde tenías obscuridad o aclarar conceptos que tenías equivocados o que  necesitaban otro punto de enfoque.

    OCHO. Dale variedad a tus rutinas. No siempre camines por el mismo lugar, cambia de ruta al trabajo, prueba otra clase de comida, lee al menos un libro de otro género que no sea tu preferido, si nunca has jugado algún juego inténtalo al menos una vez, conversa con gente que exteriormente luzca contraria a tu propio canon o modelo ideal. Todo esto seguramente te proveerá no solo de entendimiento de otras formas y culturas, sino que te despertará una visión periférica, o sea que puedas analizar y comprender cualquier asunto desde distintos puntos de vista, esto se logra, como todo, ejercitándolo continuamente.

    NUEVE. Acepta un reto que te empuje a rebasar tus propios límites. Esto no significa que aceptes un trabajo peligroso como pescador en el turbulento Mar de Bering cuando no tienes la menor idea ni condición para ello. Con esto, más bien me refiero a que conozcas y midas tus propios límites, que sepas cuándo puedes decir Sí a un nuevo reto, que será seguramente difícil porque quizás tengas que ponerte a estudiar nuevos conceptos, practicar para aprender otras rutinas, usar tu disciplina para seguir lineamientos que para ti no eran convencionales, pero que estimas vas a poder lograr con constancia y trabajo. Y lo principal, que te guste y te motive ese nuevo reto.

    DIEZ. Evita las distracciones. Para concentrarse, en principio uno necesita estar solo, relajado y en silencio, aunque ya sé que hay a quien le gusta escuchar música mientras se inspira en solucionar o crear algo, y está bien para los que así funcionen. Cuando uno está tratando de crear algo o solucionar un problema, las distracciones que interrumpen la concentración son terribles destructores de la creatividad y la innovación; Cuántos no hemos perdido el hilo de una idea cuando tuvimos que atender avisos de e-mails, soniditos de whatsapp, mensajes de facebook y twitter o llamadas telefónicas, todos estos ruidos desconcentran hasta el más ingenioso.

    ONCE. Evita el perfeccionismo. No existen ideas ni soluciones perfectas. Cuando surge una idea, esta debe ser revisada, evaluada y perfeccionada. Puede que después de revisar y evaluar una idea llegues a la conclusión de que no es viable o no es buena, pero si tiene posibilidades hay que trabajar en esta para mejorarla, muchas veces durante su ejecución o sobre la marcha, así que no descartes ni tires a un lado una idea solo porque no la consideres perfecta. Recuerda cómo el primer ipod que Steve Jobs presentó tenía muchos inconvenientes, este y otros gadgets similares evolucionan con la retroalimentación y con el tiempo, pero nunca son perfectos.

    DOCE. Habla menos y escucha más. Es muy bueno que opines y expreses todos tus puntos de vista, pero mucho mejor es escuchar con atención lo que los demás tienen que decir, sean experimentados o no, adoctrinados o ignorantes, trabajadores o flojos, alegres o solemnes, todos y cada uno tienen ideas únicas que pueden aportarte valor con sus conceptos y paradigmas. Evita por supuesto a los negativos, los que dicen No a todo, estos pueden desmotivarte y descartar injustamente todas tus ideas. Acepta que cualquier persona, no importa sus estudios, antecedentes, experiencia o carácter te puede iluminar el camino con una sola frase, aprende a leer entrelíneas todos los mensajes y a ser agradecido con quien te sugiera una idea o te brinde su punto de vista.

  • Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.
  • En esta ocasión, me despido con una cita de autor anónimo.

También puedes seguir mi podcast en itunes y/o Ivoox,. Te pido que me dejes un comentario de lo que opinas acerca del Podcast y  me pongas la mejor calificación que puedas en  itunes, esto le ayudará a este Podcast a tener mayor visibilidad en esta plataforma,. También puedes seguirme en Facebook:

https://www.facebook.com/TheManagersPodcast

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *