Estado de Flow o Cómo Fluir Trabajando | 426

Estado de flow | Flujo conocido como La Zona | Motivación Emprendedora | Emprendimiento | Trabajo satisfactorio | Actividad donde parece que el tiempo y las horas vuelan | fluir es el estado emocional positivo que implica felicidad | Psicología Positiva
El Estado de Flow es una experiencia óptima donde nos concentramos y disfrutamos sin esfuerzo aparente.

¿Sabes qué es el Estado de Flow?

¿Qué es lo que provoca que disfrutemos tanto una actividad que perdemos la noción del tiempo mientras la desarrollamos?

En más de una ocasión, seguramente habrás realizado una actividad o un trabajo que disfrutabas tanto que sentiste que el tiempo se te pasaba volando.

Conocemos que cuando los niños están jugando

sienten que el tiempo se les acaba pronto, cuando en realidad llevan un par de horas pintando o armando un juguete; a los niños les parece como que solo han pasado unos cuantos minutos, y no quieren ser interrumpidos.

A los adultos nos sucede lo mismo.

El tiempo se nos pasa pronto cuando nos desempeñamos haciendo una actividad que nos gusta mucho, una en la que sentimos que somos útiles, en la que avanzamos rápido teniendo la certeza de que eso que hacemos es importante.

El Estado de Flow o Fluir.

Esta percepción de que el tiempo se acorta mientras estamos teniendo un alto grado de disfrute se llama estado de flujo, o entrar en estado flow.

Pintores, compositores musicales, escultores o escritores, por nombrar a algunos artistas, dicen que entran en estado de flow cuando:

Alcanzan un punto de máxima creatividad,

cuando pasan por un periodo en el que no pueden ser interrumpidos, porque durante este lapso de tiempo experimentan sensaciones de alto placer,

dado que producen continuemante ideas, formas o conceptos que saben que son originales,

es un gran momento en el que todos sus sentidos se alinean en armonía hacia un objetivo y lo aprovechan para manifestar sus emociones, y plasmar ideas en forma de pieza musical, escultura, pintura, novela o poema.

Similarmente, pasa lo mismo a la inversa,

cuando estamos desarrollando una actividad o un trabajo que no nos gusta,

mientras hacemos algo que consideramos que no es importante, o que no tiene tanto valor (al menos para nosotros),

o cuando estamos obligados a hacer algo en lo que no creemos,

y, al vernos comprometidos a terminarlo eso nos provoca una sensación de fastidio, de cansancio, de aburrimiento y horror.

¡No lo queremos hacer!

y hasta que no lo terminemos sentiremos como que el tiempo se alarga, y nos parece que es eterno,

Cuando hacemos algo que no nos gusta tendremos la sensación de que todavía nos falta mucho tiempo para acabar, y eso nos angustia.

Allí, en ese proceso negativo podemos caer en el letargo, en la negligencia, en la procrastinación, y además, podemos ser presos de la mediocridad, produciendo un trabajo mal hecho y de baja calidad, reflejo de nuestra incompetencia.

Estrategias para dejar de Procrastinar.

Podemos intuir que el estado de flow o fluir es:

La emoción que sentimos cuando desarrollamos una actividad bajo un estado de óptimo rendimiento, donde manifestamos toda nuestra creatividad y al mismo tiempo disfrutamos en el proceso.

Cuando estamos en Estado de Flow no le damos importancia al tiempo que transcurra.

Muchos escritores entran en estado de flow a altas horas de la madrugada, ese es el momento en que se pueden encontrarse a sí mismos relajados y concentrados, mientras escriben alegremente.

De igual manera le sucederá a los doctores o a los pilotos de fórmula uno, cada uno a su manera entrará en estado de flow, ya sea salvando vidas o adelantando coches a 300 kilómetros por hora.

El fluir es esa fuerza interior que nos provoca que disfrutemos sin tomar en cuenta el paso del tiempo.

Entrar en estado de flow es como transitar por un momento de felicidad.

Yo creo que entrar en estado flow es una de las versiones de entrar en contacto con la felicidad, esto es: Hacer lo que más nos gusta.

Eso que a unos les produce tanto deleite, curiosamente a otros les puede provocar justamente lo contrario, y está bien, en gustos ser rompen géneros.

Seguro recordarás la famosa frase del fallecido actor y experto en artes marciales Bruce Lee: “Be water my friend”, o sé como el agua.

Bruce Lee decía que el agua podía permanecer en estado estático o moverse en turbulencia, pero, el poder fluir en armonía es lo que la hace alcanzar su máxima esencia, por eso decía “fluye como el agua”.

La Filosofía de Éxito de Bruce Lee.

Haciendo las cosas por gusto y no por obligación.

Cuando hacemos las cosas por gusto y no por obligación tendremos más posibilidades de entrar en estado de flow.

A mucha gente le gusta hacer ciertas actividades, pero a su estilo, a su ritmo y bajo sus propios parámetros, esa es una forma de que transiten por un estado de flow.

Casi todos reconocemos que al hacer nuestro trabajo,

muchas veces sentimos desilusión, o fastidio, porque no nos gusta mucho o porque no estamos muy convencidos de hacerlo, pero nos pagan por ello, o nos vemos en la obligación de tener que hacerlo, y en estos casos no nos queda de otra.

El fluir proporciona energía interior.

Al igual que nuestro cuerpo necesita una buena alimentación y nutrientes para estar sano, nuestra mente y espíritu necesitan también nutrirse con emociones positivas.

Nuestra mente necesita entrar en estado de flow, éste es un proceso emocional que aunque no dure mucho nos recarga de fuerza interior, también

nos estimula a seguir produciendo,

y nos motiva, porque descubrimos que eso que estamos desarrollando es útil, positivo, destacado, valioso, o muy bonito.

Y, lo más importante, el fluir o entrar en flujo nos da felicidad.
Es posible que tu trabajo no te guste, aunque incluso lo desempeñes con gran maestría.

Esto se puede deber a que quizá sientes que no te llena del todo, o que no agrega más valor, o que no ayuda a otros, esto último es una gran fuente de felicidad y puede hacer entrar en estado de flow a cualquiera.

Brindar tu apoyo a quien lo necesita es la demostración de que eres valioso, y eso te puede hacer entrar en estado de flujo.

Por esto es que, después de concluir su jornada laboral, mucha gente se dedica a hacer lo que más le gusta: puede ser un deporte, una actividad recreativa, aprender a bailar o a cocinar, cultivar hortalizas o escribir, como Yo por ejemplo:

Escribir un ensayo o un guión, y grabarlo para la entrada del blog, puede que en alguna ocasión me dé flojera, pero

en principio lo hago porque me gusta,

porque aprendo, y además siento que en algunos momentos del proceso entro en estado flow, especialmente cuando acciono el botón de “Publicar entrada del blog” (o publish); este es un momento de gran satisfacción, porque veo culminado ese trabajo para el podcast de emprendimiento.

Si desarrollas una actividad que dominas por completo,

si haces un trabajo de forma mecánica, incluso sin concentrarte, puede que eso te empiece a aburrir, porque no representa un reto lo suficientemente interesante para ti, puedes sentir que ya no te estás superando, y, probablemente caigas en el conformismo.

Por otro lado, si desarrollas una actividad que te llama mucho la atención,

una que te parece muy atractiva y piensas que dominarla te dará gran satisfacción,

pero tus habilidades no son suficientes para desarrollarla correctamente en tiempo y forma,

entonces sentirás que sufres mientras la realizas, porque no te ves con las capacidades suficientes, porque te desesperas y seguramente te frustrarás,

y puede que acabes rechazando esa actividad permanentemente.

Esta falta de motivación puede presentarse cuando por ejemplo

empiezas a estudiar un instrumento musical, o cuando entras al curso de un idioma, o cuando comienzas un blog y no le das seguimiento.

En estos casos lo que te atrae es la idea final que tienes respecto a eso, te interesa el resultado, pero el proceso puede ser tedioso si no lo sabes digerir y disfrutar, y

si careces de disciplina tampoco podrás entrar en estado de flow.

Cómo ser más Disciplinado, 5 Recomendaciones.

Para entrar en estado de flow debes elegir una actividad que te exija un Mínimo nivel de esfuerzo,

que no sea tan fácil como para que te aburra,

pero que tampoco sea tan difícil como para que te fastidies y termines abandonándola.

Cuando realizamos una actividad que nos demanda un mínimo esfuerzo o un poquito más, y sentimos que avanzamos,

el hecho de darnos cuenta que vamos aprendiendo, que vamos dejando atrás problemas, que resolvemos situaciones mientras seguimos adelante, es una forma de poder entrar en estado de flow,

El estado de flow se puede alcanzar incluso

mientras andas en bicicleta, porque sabes que vas bajando de peso,

o cuando progresas tocando un instrumento músical, quizá todavía no toques una pieza muy compleja, pero ya notas los resultados,

mientras estás terminando un curso,

al ver que tus estadísticas están subiendo de nivel,

o en el proceso de emprender de tu proyecto,

cuando estás escribiendo el libro que del tema que dominas,

al enseñar o transmitir a otros lo que sabes,

mientras respondes a la ayuda que alguien te solicita,

cuando das más de lo que te piden, etcétera…

Lo ideal sería que el trabajo que desarrolles tuviese relación directa con esa actividad que más te gusta, o que te apasiona.

Lo idóneo sería que el hecho de producir ese trabajo te haga sentir cómodo y satisfecho, mientras el tiempo pasa volando, con esto estarás alcanzando el estado de flow.

Así no verás ese trabajo como un “empleo más”, sino como una fuente de satisfacción personal, y mucho mejor si además te genera ingresos, ¿Porqué no?.


Alcanzar el estado de flow es difícil de lograr sin esfuerzo. El flujo no es perder el tiempo.

-Mihály Csíkszentmihályi.


Libro recomendado: Fluir o Flow. Autor: Mihály Csíkszentmihályi.

Blog Recomendado: WideMat.com Entrada: ¿Sabes qué es el Estado de Flow?

Fotografía de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.

Fotógrafo: Weingarten Currículum Fotografía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *