Cómo cuidar en Twitter la Marca Personal | 186

En esta emisión les comento cómo cuidar la Marca Personal en una de las redes sociales que a mí personalmente me interesa y me gusta más, la de Twitter.

El Twitter me llama mucho la atención por su enorme potencial de Networking, antes de esta plataforma y de las redes sociales, uno  prácticamente estaba limitado a conocer colegas y personas de gustos afines solo dentro de los medios y gremios en los que nos desenvolvíamos, hoy con el Twitter uno tiene la posibilidad de conocer y darse a conocer con personas y personalidades de todo el mundo. Ante este potencial que puede llegar a ser abrumador si no sabemos manejarlo, debemos primero definir la estrategia con la que vamos a exponer nuestra Marca Personal ante el mundo.

A continuación, unas sugerencias para elaborar tweets que puedan llamar la atención cuidando siempre la propia Marca Personal:

Crea en Twitter un perfil que se identifique con tu Marca.

Primero pensar detenídamente qué es lo que queremos transmitir, la marca de un producto o la de un servicio, o a nosotros como marca. Todo mensaje en Twitter tiene que relacionarse con lo que somos, con lo que queremos transmitir y nuestros valores. Contestemos ¿qué es lo que queremos que piensen aquellos quienes lean nuestros mensajes?

¿Queremos ser informativos (como las noticias de la BBC)?

¿Queremos ser divertidos (como un cómico famoso)?,

¿Queremos compartir información relacionada con nuestra marca (como una empresa de contenido digital)?,

o un poco de cada una de estas, pero siempre dentro de la misma línea que defina nuestra personalidad sin imitar o tratar de ser alguien más,.

Pensar y definir a qué audiencia quieres llegar.

Analicemos qué tipo de seguidores queremos tener y a qué tipo de personas y profesionales también vamos a seguir. Pensemos bien en aquellos que leerán nuestros tweets, porque nuestros mensajes reflejan  lo que somos, nuestro carácter y personalidad, todo esto también conforma nuestra Marca Personal.

Haz tweets acerca de las cosas que te importan como persona y como profesional.

Comenta lo que te interesa como profesional y como persona también. Hay que saber distinguir bien esta diferencia. No tiene nada de malo tuitear asuntos de nuestra incumbencia personal en un perfil de nuestra marca o empresa, esto demuestra que hay un ser humano atrás de cada mensaje, no una empresa insensible o fría. Podemos tuitear eventualmente cosas personales porque algunos también  querrán conocer nuestros gustos particulares e ideas cotidianas, se podrán identificar o no con nuestros gustos personales, pero tampoco exageremos.

Es innegable que queremos llamar la atención, para eso son las redes sociales, para comunicar, para transmitir y conocer gente, para aprender también de los demás; pero primero definamos los parámetros que nos definen (nuestra Marca Personal) y seamos los primeros en respetarlos.

Promociona a otros profesionales.

Si un día nos reunimos con colegas del mismo medio, o vamos a una conferencia, o hemos leído algo interesante de nuestro ámbito profesional compartámoslo. Este tipo de mensajes sirven para promocionar a estos otros profesionales, para informar a los demás en lo que estamos y lo que podemos compartir,  además generan una conexiones positivas con más seguidores y hace que crezca nuestra Marca Personal.

Inicia relaciones con otros colegas.

Yo entiendo al twitter como una herramienta muy positiva para conocer gente, para relacionarse con otros colegas y profesionales no necesariamente del mismo medio, también de medios afines y complementarios. Al Twitter no lo veo como el lugar donde va uno a encontrar clientes, porque a mí me parece que es una plataforma de socialización, no una Feria de Muestras, el facebook por su parte se presta más para tener una tienda virtual, y a muchos les funciona muy bien.

Para generar más movimiento hay que interactuar.

Aquí no se trata solo de colgar y compartir exclusivamente nuestro contenido, también se trata de compartir el contenido relevante de los demás. Es como una conversación, hay que escuchar primero para que luego nos escuchen. No se trata de retuitear por retuitear a un famoso solo para que llamar su atención o hacernos los interesantes, busquemos compartir aquel contenido afin a nuestros valores y a nuestra Marca, no tiene que ser solo de alguien famoso o de un líder influyente, cualquier persona puede generar ideas muy originales que valen la pena difundirse.

Darle un click al me gusta.

El “Me Gusta” anteriormente venía indicado con una estrella y ahora tienen un corazón, este corazón para mi significa conexión, por eso los desarrolladores de Twitter lo han puesto así, el corazón significa apego sentimental, transmite un gusto, deja ver que algo nos ha conmovido hasta el corazón. No nos va a pasar nada si compartimos el contenido de los demás, al contrario, con esto estamos ayudando también a que unos conozcan a otros, estamos actuando como ejes, como transmisores de información y eso es agregar valor.

Demuestra agradecimiento a quienes te siguen.

Demos las “Gracias” a quienes comparten nuestro contenido, a quienes promueven nuestra marca. Yo veo que muchos al final del día generan uno o varios Tweets agradeciendo a los que durante la jornada interactuaron y compartieron sus mensajes. Nadie es tan importante como para no sepa expresar gratitud, el mismo perfil del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama hace notar que esos tweets los genera su propio staff, su equipo de trabajo. Es una forma educada de aclarar que no puede atender a todos sus seguidores, ya que los de su cuenta personal son casi 70 millones.

Otra forma de demostrar agradecimiento e interés es respondiendo a los tweets. Dale el reconocimiento debido a los demás, puedes mencionarlos o indicarles que piensas en ellos o en su marca, solo con agregar al mensaje su nombre en tweeter.

Crea imágenes, videos, slide decks o podcasts.

Una forma interesante y atractiva de compartir contenido es a través de crear imágenes, videos, slide decks o podcasts. Está completamente comprobado que proponer ideas, pensamientos, productos o servicios utilizando estas herramientas es una forma más potente de generar interés, de llamar la atención y especialmente de lograr conexiones con los demás. Los mensajes que más difusión pueden alcanzar, los que se convierten en virales, son aquellos que llevan asociada una imagen o video, aquellos que nos conmueven por su mensaje, los que nos alertan de peligros, nos divierten y nos enseñan algo positivo.

No emitas tweets en un estado emocional alterado.

No envíes tweets solo por hacerlo, justo en un momento de mucha emoción o efusividad, o de gran molestia, tengamos cuidado a la hora de tuitear algo de lo que luego nos podamos arrepentir,

hay que tener cabeza fría a la hora de escribir un tweet, pero no seamos fríos en nuestro mensaje.

No abrumes con tus mensajes ni acoses a nadie.

A veces podemos no darnos cuenta de esto, pero estar persistentemente agregando al mensaje el nombre de alguien en Twitter, el que va precedido del arroba (@), puede acabar molestándole, y podrá denunciarte o como mínimo te bloqueará, eso puede afectar tu Marca Personal.

Ten en cuenta que al ser un personaje reconocido puede tener una ingente cantidad de mensajes y no puede atenderlos todos por falta de tiempo. Además, si quieres llamar la atención de ese alguien que consideres destacado o destacada pregúntate primero:

¿para qué quiero que me conozca o me reconozca?,

¿qué le puedo YO aportar?,

¿cómo le puedo agregar valor?,

¿cómo puedo serle útil?

Siempre piensa primero qué le puedes tú aportar, porque éste personaje seguramente ya te aporta a ti bastante si le sigues, seguramente lees su blog, escuchas su podcast, sigues sus conferencias o compras sus libros.

Antes de publicar un tweet haz Empatía.

Siempre que escribas un tweet realiza un pequeño ejercicio de Empatía antes de publicarlo, ponte en el lugar de los demás y analiza qué pensarían al leer tu tweet, si tienes dudas acerca del mensaje puedes preguntarle a cualquier persona su opinión, pero ante la duda mejor no lo publiques. En muchas ocasiones, por tratar de ser muy ingeniosos o llamar mucho la atención podremos caer en la banalización, en la vulgaridad, en la falta de respeto y categoría, y hasta en la discriminación.

Todo lo que compartimos, retuiteamos o incluso a quienes seguimos definen en gran parte lo que somos, nuestros intereses y valores.

Estudiemos un poco a quiénes vamos a seguir.

Cuando sigamos o le demos follow a alguien que a su vez nos sigue, no lo hagamos mecánicamente sin antes ver su perfil, ¡ya me sigue yo lo sigo!. Tomémonos un poco de tiempo para ver a quién seguimos, leamos su perfil y también veamos qué contenido propone y a cuál es su misión en Twitter; se supone que seguimos a aquellos con los que compartimos ciertas afinidades, y pensamos que podemos tener en algún momento una conexión con estos para cooperar o simplemente hacer Networking.

Al final, la cantidad de seguidores no es tan importante, a no ser que seas una personalidad muy reconocida; para mí son más importantes las conexiones de calidad, las conexiones con gente interesante, cooperativa y hasta participativa de causas afines las que te abren un camino de cooperación y reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *