Diferencias entre Liderar y Dirigir | 405

Liderar y Dirigir o mandar diferencias | Liderazgo de Grupos | Administración de Empresas | MBA | Podcast de Emprendedores | Ed Camull | Alvy Ray Smith | Pixar | Emprendimiento | Pensar primero en los demás | Poner el ejemplo para ganarse la Confianza | Determinación
La historia del surgimiento de una exitosa Empresa gracias al ejemplar liderazgo de sus dos Directores Ejecutivos.

Diferencias entre Liderar y Dirigir

Una historia que demuestra el verdadero liderazgo.

En el año de 1985, una compañía productora de películas enfrentaba problemas financieros muy fuertes, y para tratar de salir del duro trance contrató a un nuevo Presidente.

En un esfuerzo por reducir los gastos de la empresa, el nuevo Presidente llamó a los dos Directores de sus principales divisiones, Ed y Alvy, a quienes les dio instrucciones precisas para que realizaran reducciones de personal; esta era una medida desesperada para intentar salvar a la compañía de la inminente quiebra.

Ed y Alvy se resistían a despedir a cualquiera de sus empleados,

ambos creían que mandar a la calle a su gente solo lograría que el valor de la compañía cayera todavía más. Al ver la renuencia de sus Directores, el Presidente les envió un comunicado que prácticamente era como un ultimátum:

“Favor de hacerme llegar una lista con todos los nombres de las personas que dejarán la compañía, la quiero sobre mi escritorio a más tardar a las 9:00 horas de mañana”.

El flamante Presidente recibió puntualmente la lista, y para su sorpresa solo contenía dos nombres: Ed y Alvy.

Al final los despidos “No procedieron”, nadie dejó la compañía. Y, solo unos meses después el mismo Steve Jobs compró esa división a Lucasfilm, fundando así una nueva empresa a la que puso el nombre de Pixar de la mano de Ed Camull y Alvy Ray Smith, quienes fueron socios co-fundadores.

En la actualidad el mismo Ed Camull es no solo presidente de Pixar, también Presidente de los Estudios de animación de Disney.

Hoy los empleados de Pixar que pasaron por esa crítica situación financiera están profundamente agradecidos con sus Directores Ed y Alvy, sin cuya determinación por ponerse primeros y únicos en la lista de despidos no habrían conservado sus empleos.

Después de más de un cuarto de siglo,

esta historia sigue siendo un ejemplo de inspiración no solo para los empleados de Pixar, sino en general para el mundo del liderazgo y la Administración de Empresas.

Cinco errores de liderazgo del Lado Oscuro de la Fuerza.

Cuestionémonos:

En una economía de mercado donde predomina la rentabilidad y los resultados financieros sobre la individualidad de ideas, en unas empresas donde a todos se requiere ser excepcionales para poder progresar en la escala jerárquica, en unos medios donde se exige originalidad y aportación de valor para destacar y ser seguido, donde todos esperan que demos nuestro máximo esfuerzo, que siempre vayamos más allá de nuestras funciones,

¿Qué determina la diferencia entre un director y un líder?

Un Director, un Presidente, un Gerente

o un Mánager son miembros de una organización que asumen determinadas responsabilidades para llevar a cabo cuatro funciones fundamentales:

Planear, organizar, dirigir y controlar un grupo de profesionales con una misión específica.

Para ocupar estos cargos dentro de una organización, usualmente cumplen con algunos requisitos formales mínimos, cuentan con estudios y una experiencia determinada exigible para ostentar un cargo.

Estoy seguro que la mayoría de estos Gerentes/Mánagers se podrían definir a sí mismos como líderes, se consideran líderes de su propia parcela de poder.

Un líder por su parte,

no necesariamente ocupa un cargo dentro de una organización, un líder no requiere contar con autoridad por escrito.

Un líder puede ser cualquier persona.

El o La líder, más que demostrar títulos y cualificaciones cuenta con determinado carisma que puede encantar a un grupo de personas, pero más que carisma demuestra un comportamiento ejemplar y transmite unas creencias que lo hacen digno de ser valorado y de ser también seguido.

Algunos conceptos de “liderazgo” de Seth Godin:

Uno de los blogueros más exitosos del mundo, gurú de los medios digitales y un líder como pocos, Seth Godin, comenta en su libro “Tribus” la diferencia entre líderes y directores:

Diferencias entre liderar y dirigir:

Liderar no es difícil, lo que pasa es que hemos sido entrenados durante años para no tener que hacerlo.

Mi Tesis (la de Seth Godin):

“Por primera vez, se espera que cualquier persona sea capaz de liderar en una organización, y no solo su jefe”.

“La actual estructura del puesto de trabajo supone que es más fácil que nunca cambiar las cosas, y que las personas tienen más influencia que antes”.

“Los Mercados buscan organizaciones e individuos que cambien las cosas y que creen productos y servicios extraordinarios”, allí es donde están las oportunidades para los creativos, y también para los que toman la iniciativa de hacer que las cosas sucedan.

“Liderar consiste en crear cambios en los que tú crees”, no en los que te imponen, ni tampoco los que tú le impones a otros porque a ti te lo ordena alguien más.

“Hay diccionarios de sinónimos que señalan que ‘liderazgo’ equivale a ‘dirección’. Tal vez fuera así hace algunos años, pero ya no. Los movimientos tienen líderes, y los líderes hacen que las cosas sucedan”.

Seth Godin señala las diferencias fundamentales entre un líder y un digamos Manager Director en cuatro frases:

Los líderes tienen seguidores.

Los directores tienen empleados.

Los directores hacen cosas.

Los líderes hacen posible los cambios.

La Fama y el Liderazgo.

Yo creo que un líder no es una persona que busque fama y reconocimiento,

en principio un líder busca que los demás sean mejores.

Hoy todos buscan hacerse famosos, es un anhelo intrínseco en nuestra naturaleza humana. Parece como que el exhibicionismo de hoy no está tan mal visto como el de hace unos años.

En estos días ganan buen Posicionamiento y Notoriedad aquellos que se atreven a exponerse públicamente.

El buen Posicionamiento de la Marca Personal.

Ganan popularidad esos que se atreven a mostrar su forma de vida, quienes enseñan sus problemas y carencias, también sus pugnas y ¿por qué no? también sus miserias interiores.

Pero, lo que realmente hace que unos sean dignos de admiración es su lucha por superar todo eso,

porque así crean un espejo donde los demás nos vemos reflejados, donde nos inspiramos y soñamos, llegamos a creer que también podemos alcanzar lo mismo que otro a quien consideramos nuestro similar.

Buscamos la fama porque se puede Monetizar.

Hoy más que demostrar un grado de influencia, o un liderazgo bien o mal ganado, lo que se busca es estar a la vista, ser claramente reconocido, porque esto sirve como moneda de cambio y es rentable.

La fama se puede monetizar. Solo basta con observar a personajes como George Clooney o Cristiano Ronaldo, quienes aprovechan su buena imagen y Marca Personal para ser patrocinados por empresas millonarias. Pienso que esto es lo que todos quisiéramos emular, y es una forma de liderar a partir de la construcción de una buena Marca Personal.

La competencia por el Liderazgo en Medios de Comunicación y Medios Digitales.

En todos los medios existen parcelas de liderazgo, unas más grandes que otras, unas más influyentes que las demás, unas con más poder.

En los medios digitales y por supuestos también en los medios de comunicación el nivel de fama (no necesariamente de liderazgo) ya se mide por el número de seguidores (por followers y likes, no tanto por el rating).

Parece que la fama se entiende como una necesidad.

La fama está al alcance de cualquiera (la fama, no el liderazgo), porque quien que cuente con un Smartphone (con cámara integrada) tiene la oportunidad de hacerse famoso si aprovecha la ocasión, o si es capaz de utilizar la suerte que se le cruce.

Existe una fuerte competencia por lograr esos idílicos 10 minutos de fama, diez minutos suficientes para brillar y hacer crecer el ego y la cuenta bancaria.

El Liderazgo en las Redes Sociales está muy competido.

Las Redes Sociales #RRSS están convertidas en los campos de batalla donde se quieren conquistar y liderar cada medio o nicho particular.

Existen medios tan diversos y específicos como el medio de los YouTubers de juegos de vídeo, el medio de los podcasters, el medio de los periodistas de fútbol, el medio de las blogueras de fashion, el medio de una gran familia como lo podrían ser los Sánchez-Rodríguez.

Predomina el protagonismo y se carece de liderazgo.

Prevalece es la generación de polémica sobre la aportación de valor.

Hay miles de Redes Socials y Medios donde se gestan batallas internas por liderar el posicionamiento en Google. No se puede negar que hoy en día el Google es el ‘Hit parade’ de todos los medios, uno puede aparecer en la lista del top ten de la primera página de resultados o ser un arrumbado don nadie en el ostracismo de los otros 7 millones de resultados restantes.

El liderazgo no necesita de grandes y complicadas definiciones.

Un buen liderazgo se construye y se gana generando confianza,

Eso de generar confianza para liderar puede tomar muchísimo tiempo, porque no es fácil ser constante y trabajar duro, y además demostrarlo.

Lo que urge es rentabilizar la confianza,

y solo pocos están dispuestos a ser constantes para ganarse la confianza de los demás, solo pocos dan sin esperar a cambio, casi nadie está dispuesto a ayudar a otros; por eso son buenos negocios el Google y el Facebook, porque muchos no quieren trabajar en construir su liderazgo, prefieren pagar por estar en las primeras posiciones, y esto no es ganarse la confianza.

Para poder liderar hay que proponer algo, o hacer algo que rompa el Statu Quo, algo que ayude positivamente a un grupo de personas, y también hay que poner el ejemplo; hay que incluso sacrificarse como Ed y Alvy, porque:

Liderar es pensar primero en los demás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *