Aplaudir las Historias de otros | 528

Porqué debemos aplaudir las historias que nos cuentan | Aplaudir las Historias de otros | Saber reconocer cuando nos comparten una anécdota personal o profesional | Cómo escuchar y agradecer lo que nos platican | Porqué nos aplauden | Agradecer las felicitaciones
Aplaudir las Historias de otros. Frase de la imagen de Aliza Sherman: ‘Todas debemos honrar las historias de otras mujeres, y, lo que aún creo más importante es que debemos honrarnos a nosotras mismas y a nuestras propias historias’.

Aplaudir las Historias de otros

¿Como manifiestas tu aprobación después de escuchar una historia?

¿Sabes reconocer las anécdotas que te cuentan?


Para este post he seleccionado una vivencia de Aliza Sherman, ella es una escritora estadounidense, bloguera y activista de temas dedicados a las mujeres, especialmente a la colaboración y sinergia entre ellas a nivel internacional.

He obtenido la siguiente historia del libro Power Tools for Women in Business, 10 Ways to Succeed in Life and Work (Herramientas ponderosas para mujeres de negocios, 10 Herramientas para tener éxito en la vida y el trabajo).

Les cuento la historia en primera persona tal como la misma Aliza Sherman la comparte:

Aplaudir las historias de otros

En el año 1999 fui invitada por la Red Internacional de Mujeres Líderes a dar una conferencia en Wellington, Nueva Zelanda. Esta agrupación se dedica fundamentalmente a promover sinergias y conexiones entre mujeres alrededor del mundo.

Justo el día previo a dar mi ponencia, tuve la oportunidad de presenciar una cosa maravillosa.

Después de la presentación de una de las conferenciantes, durante la sesión de preguntas y respuestas, una mujer entre los asistentes se puso de pie y comenzó a contar una historia: La historia de su propia vida.

Y al terminar de hablar, muchas mujeres, y Yo diría que la mayoría, se pusieron de pie y al unísono empezaron a cantar una pequeña canción, una que me parecía estar interpretada en la lengua nativa de ese país.

Junto a mi se encontraba una Señora neozelandesa,  y le pregunté:

-¿Qué dice esa canción, qué significa ese cántico?-

Ella me explicó que en la tradición de los Maoríes, la gente oriunda de Nueva Zelanda, le llaman ‘waiata’ a una canción, y le dicen ‘tautoko’ cuando esa canción sirve para apoyar a quien canta para ellos.

Entonces, esa canción que interpretaron todas esas mujeres fue una muestra de apoyo a la mujer que acababa de contar su historia.

A mí este acto de generosidad mutua me pareció perfecto.

El hecho de que dentro de la cultura maorí tengan tan enraizado el homenaje a quien cuente otras historias, y que justo entre mujeres se rindan un homenaje tan bonito, me parece una cosa muy digna de ser destacada.

Gracias a que tuve la oportunidad de atestiguar esta maravillosa costumbre, me di cuenta de que

todas debemos honrar las historias de otras mujeres, pero, lo que creo que es aun más importante, es que debemos honrarnos a nosotras mismas y a nuestras propias historias.

Nuestras experiencias le dan forma a nuestra propia sabiduría,

y transmitimos o pasamos esa sabiduría a través de la narración de historias, o storytelling.

Cómo destacar contando tu historia


Cómo podemos aplaudir las historias de otros.

Para destacar o ganar posicionamiento, una de las técnicas más utilizadas en personal branding  es:

‘El saber escuchar a los demás’,

pero esto no solo significa quedarse callado, más bien tiene que ver con poner mucha atención a quien nos hable, con el fin de comprenderle, para que esta persona se sepa y se sienta escuchada;

esta es una forma de dignificar a quien nos comparte cualquier anécdota, y/o para que se sienta agusto o cómoda cuando nos quiera comentar algo que considere digno de ser escuchado.

El hecho de aplaudirle a alguien,

o de manifestarle nuestra aprobación, es una forma de ir más allá que solo escucharla, y en este caso en particular, no se aprobó a esa mujer con likes, ni con sonrientes emoticones (porque ni siquiera existían), tampoco con aplausos, ni gritos, fue con una canción;

cantar es una de las formas más encomiables y originales de hacer empatía, de ponernos en la piel del otro o de la otra, y agradecerle que nos haya compartido su conocimiento.

No te estoy recomendando que después de que alguien te cuente su historia te pongas a cantarle,

porque fuera de Nueva Zelanda eso se tomaría hasta como una conducta antisocial; pero yo rescato el concepto de saber de alguna forma aplaudir el hecho de que alguien nos haya contado una de sus experiencias, ésta es una forma de corresponder a esa generosidad de dar sin buscar a cambio.

Si después de escuchar la historia que alguien te compartió no estás por la labor de agradecerle el gesto con un cántico, como yo tampoco lo haría, te propongo que en su caso hagas otras cosas, como por ejemplo:

9 Consejos para aplaudir las historias de otros

UNO. Dale un cumplido

Dile ‘Me ha gustado mucho‘, ‘me pareció interesante‘o ‘constructivo‘, ‘ha sido una historia enriquecedora‘.

DOS. Hazle preguntas al respecto

Haciéndole preguntas le manifiestas tu interés por lo que te ha contado, pero hazlo con sinceridad; pregúntale acerca del hecho, o pídele que te explique si no entendiste algo, o que te aclare o profundice algún punto.

TRES. Dale tu opinión

Si le manifiestas tu opinión, de preferencia que ésta sea objetiva, no fingida.

Si por ejemplo no te gustó su historia, porque tampoco te tiene que gustar todo lo que escuches, pues opina acerca de algún punto, dile :

Yo creo que al inicio debes tratar de atraer el interés-, o

No vayas tan rápido-, o

No cuentes tantos detalles intrascendentes-,

Procura no utilizar un lenguaje altisonante o malas palabras que quizá no son tan necesarias para aclarar las cosas-, o

Ve más al fondo en el asunto principal-.

CUATRO. Ayúdale a resolver su problema

Si la historia que te están contando lleva implícito un problema sin resolver, trata de aportar tu punto de vista objetivo para encontrarle una solución, provee tu feedback desinteresado.

Cómo dar Retroalimentación Positiva

CINCO. Opina para que mejore su historia

Si crees que una opinión tuya le puede ayudar a ser mejor o a visualizar un punto que no entiende con claridad, o a mejorar su historia, ¡hazlo!

Si por ejemplo, eres experto o experta en imagen personal, y te das cuenta de que su lenguaje gestual es inapropiado, díselo.

Primero pregúntale si le puedes dar tu opinión constructiva,

Ten en cuenta que siempre son más valoradas las opiniones acerca de un tema en el que tú seas clara o manifiestamente experto, si tienes calificaciones en un oficio y éstas te avalan con claridad, entonces ofrece tu opinión en ese tema.

SEIS. No dejes de escucharle

Si opinas, preguntas o sugieres algo acerca de su historia, seguramente abrirás un camino más hacia el diálogo, y no dejes de seguirle escuchando cuando continúe hablando.

SIETE. Dale las gracias

Te guste o no te guste lo que has escuchado, da siempre las ‘Gracias’,

‘Es de bien nacidos ser agradecidos’.

Cuando alguien te comparte una historia está de alguna forma abriendo su alma o su corazón, y lo mínimo que hace una persona que se precia de ser educada es saber agradecer ese gesto de generosidad.

OCHO. Reitérale tu apoyo

Después de agradecerle por haberte compartido su historia, no está por demás manifestarle a esa persona que puede contar contigo, ya sea para volverle a escuchar, como para darle una sugerencia, o en su caso, solo con tu simple y llana opinión.

NUEVE. Dile o pregúntale si puedes contar su historia

Cada historia es única, y probablemente si alguien te la ha contado bajo un cierto velo de intimidad o de confidencialidad quizá quiera que eso se mantenga entre ustedes dos, pero,

si le pides su autorización para contar su historia en otro lado,

le estás halagando, porque consideras su historia digna de ser compartida, para que otros mejoren como personas, o aprendan o cuenten con una referencia interesante que les pueda ayudar.

En caso positivo, de que te diga que puedes contar su historia, pues cítalo o cítala, y cada vez que la cuentes aclara: -«Esta vivencia que les contaré es de fulano-, o

quizá te diga que puedes comentarla, pero omitiendo su nombre, en cuyo caso debes ser totalmente respetuoso y guardar la discreción que te han pedido.


«Un artista no necesariamente tiene que ser aclamado desde el exterior, tal vez sea mucho mejor si él o ella pudiese obtener validación desde dentro».

-Aaron Rose

Fotografía de ‘Aplaudir las Historias de otros’ de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo: Luxstorm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *