Consejos para Emprender desde Joven | 628

Cosas por hacer para emprender siendo joven estudiante | Consejos para Emprender desde Joven | emprender un negocio para jóvenes | tips para emprender | negocios para un adolescente | ideas para emprender saliendo de la escuela | autogestión del emprendimiento
Consejos para Emprender desde Joven | 17 Sugerencias que me habría gustado escuchar durante mi etapa de estudiante. Por: Gustavo Pérez Ruiz.

Emprender desde Joven

Si todavía estás estudiando en la escuela, me refiero a los últimos años de bachillerato, o estando ya en la Universidad -profesional o técnica-, seguro que tú al igual que la mayoría de los que son y hemos sido estudiantes, tienes las mejores intenciones de progresar, y también cuentas con grandes expectativas acerca del futuro que te espera como profesionista.

Estamos viviendo una época sin precedentes.

Vivimos en un principio de Siglo XXI en donde veo y descubro jóvenes, y cada vez más jóvenes que cuentan con una sólida mentalidad de emprendimiento, además de que muestran una madurez práctica y profesional que a mí no me tocó ver cuando estaba en mis veintes y treinta y tantos años, esa era otra época, me refiero a los años noventas.

Hoy, emprender desde joven es diferente al siglo pasado

Recuerdo que cuando iba acabando los estudios profesionales, lo que en ese momento yo asumía como correcto era que por supuesto debía graduarme con las mejores calificaciones posibles y encontrar un empleo para empezar a poner en práctica mis conocimientos,

esa era en general la mentalidad de casi el 95 por ciento de mis compañeros, era lo que entonces estaba bien visto.

En un empleo acumularía experiencia, y en la medida que lo fuese haciendo mejor iría ascendiendo en la escala jerárquica, esa era la fórmula de entonces, y así lo hice.

En mis primeros empleos,

Yo Intuía que todavía me faltaban cosas por aprender, pero nunca me hubiera imaginado que me faltaba muchísimo en el plano de la marca personal y en eso de las ‘Soft Skills’ o habilidades blandas.

En la actualidad suelo leer blogs y escuchar podcasts de jóvenes profesionistas en sus veintes o en sus treintaicinco años,

y me impresiona lo bien cimentado de sus principios de emprendimiento,

también me asombra la clara visión de sus proyectos así como las convicciones que defienden como emprendedores.

Es probable que hayas escuchado muchas sugerencias acerca del emprendimiento, quizá algunas en este mismo programa en formato podcast, o en el mismo blog, y no necesariamente todas aplican para emprender desde joven, también sirven para los que tenemos más años, pero como suelo repetir por allí:

«Este es el podcast que a mí me hubiera gustado escuchar hace unos años».

No me puedo imaginar qué habría sucedido en mi carrera profesional si hubiese contado con estas 17 recomendaciones para empezar a emprender desde joven, espero que alguna te pueda servir:

Mis 17 Sugerencias para emprender desde joven

1. Empieza a crecer tu propia red de contactos

Practica el Networking -como ahora le dicen-.

Aquí no se trata de acumular teléfonos y correos electrónicos al por mayor, se trata de propiciar la forma de conectar con alguien para lograr que te conozca por lo que sabes hacer.

La idea es que ese contacto al ver tu nombre en la pantalla de su teléfono, o en el cabecero de su bandeja de correos reconozca tu nombre por tu trabajo, por lo que puedes hacer por él o por ella, sin necesidad de que te vuelvas a presentar.

Beneficios de recomendar a otros y Networking

2. Estudia duro

Eso sí, el hecho de emprender no quita que no debas estudiar y aprender muy bien tu oficio.

Aunque muchos estén demostrando que para triunfar en algún nicho de mercado no es realmente necesario tener un título profesional, ni mención de honor, siempre es importante contar con conocimientos sólidos, y también con el título que te avale como profesional de una disciplina, nunca estará de más.

3. Habla con tus profesores

En mi mi etapa universitaria, al acabar una clase, todos en automático salíamos del salón a platicar y reír a la cafetería del colegio, y eso está bien.

Pero de vez en cuando, aprovecha la cercanía con tus profesores.

En muchas Universidades los profesores dan clase de apoyo extra, y casi nadie las utiliza.

Si tienes dudas aprovecha esas clases adicionales, y habla con tus profesores, y no necesariamente de materias de tu carrera; según recuerdo, mis profesores veían con muy buenos ojos que conversáramos en esas sesiones.

Créeme que en estas pláticas con tus maestros surgirán muchos temas de los que podrás tomar nota, y además eso habla bien de tu interés por superarte.

4. Asiste a conferencias, seminarios y ponencias

Ve y participa en conferencias, tanto presenciales como de forma Online, y hasta donde puedas siéntate hasta adelante, para que te vean, para que participes.

Este tipo de eventos suelen ser muy constructivos en cuanto al conocimiento que puedes adquirir, y también pueden ser la oportunidad para que participes y conozcas personalmente a los líderes de un medio o de una industria que te interese, una en donde te gustaría destacar en algún momento.

Ve a los eventos propios o afines a tu especialidad, aunque los de otros medios también podrían ser enriquecedores para complementar tu perspectiva desde otro punto.

5. Practica una mentalidad de resolver problemas y hazte indispensable

En las conversaciones e interacciones diarias irás escuchando que la gente tiene normalmente éste u otro problema.

El hecho de convertirte en la solución para un problema te puede hacer indispensable en ese asunto, por eso debes tomar una actitud de escuchante activo.

Si crees que puedes resolver alguna cosa o cubrir una necesidad y además te interesa como modelo de negocio, entonces puede que hayas encontrado un nicho de mercado.

6. Nunca te quedes sin hacer preguntas

Allí donde vayas, allá donde conozcas a alguien interesante, o que sepa más que tú en determinado campo, hazle preguntas, pero que sean preguntas con sentido, no te quedes sin cuestionarle cómo logró o hizo tal cosa.

En principio sé prudente,

no le preguntes por ejemplo ¿Cómo hiciste tanto dinero? Estas preguntas no son inteligentes y hablan de tu verdadero interés monetario, más bien ve al origen de las cosas, y pregunta:

¿Cómo te surgió tal idea?

¿Cómo has hecho para sortear determinado problema?

¿Qué libro te ayudó a crecer empresarialmente?

¿Cómo lograste vencer tanta negatividad?

En la medida que sepas plantear preguntas constructivas, también llamarás la atención de tu interlocutor y por supuesto de quienes te escuchen.

7. Conoce las profesiones de actualidad necesarias para ti

Aunque tú seas experto en una profesión no debes dejar de lado el conocimiento del alcance de aquellas profesiones que complementan la tuya.

En vista de que no puedes saber ni dominar todo, al menos sí debes conocer a qué tipo de profesionales debes acudir para resolver tal o cual asunto,

y este conocimiento te hará ser más intuitivo para buscar conectar con esos profesionistas que te puedan complementar en determinado momento que lo necesites,

porque recuerda que ‘nadie triunfa solo’, es difícil alcanzar grandes metas siendo un Llanero Solitario.

8. Intenta estar al día en tu campo, o en tu medio

No te puedes permitir desconocer quién es la figura principal de tu industria, o quienes con los autores o escritores más prominentes, o cuáles son las empresas destacadas de tu medio, sean colegas o competidores.

Además, debes conocer las teorías y métodos de moda en tu medio, o sea debes estar lo más actualizado que puedas.

Sería terrible que te pregunten algo acerca de tu industria, o que alguien quiera saber tu opinión acerca de tal Consultor y tú respondas:

-¡No sé, no lo había escuchado!

 Es la primera vez que escucho esto. No lo conozco.

Es inasumible en un profesional que se precia de dominar o pretender conocer un medio lo desconozca.

9. Agrupa personas con gustos afines

Aunque sigas en la escuela, detecta qué compañeros de tu facultad o de otras facultades o carreras pueden estar interesados en las ideas que sean complementarias a las tuyas, e invítalos a reunirse, pero para hablar del tema, no permitas que eso sea un pretexto para distraerse con cosas que no vienen al cuento.

Si puedes reunir a unos 2, 3 ó 5 personas que compartan tus mismas motivaciones, podrías estar iniciando una sinergia grupal de largo plazo, una que comparta conocimientos, contactos y retroalimentación. En su caso, si puedes, inicia tu propio Grupo Mastermind.

10. Aprende de finanzas y contabilidad básica

Aunque tú seas un abogado en ciernes, o un brillante estudiante de medicina, o una promesa de la ingeniería de software, nunca está por demás conocer cómo manejar tu dinero.

No pretendas ser un inversionista ni arriesgues en instrumentos que te recomiendan habladores.

Mejor domina la disciplina del ahorro, aprende a asignar recursos por prioridades; no dilapides tu dinero en tonterías o artículos de lujo que no te sirvan para generar más ingresos.
El Plan de Empresa en una sola Página

11. Invierte tiempo y dinero en tu educación

Hasta donde te lo permita tu tiempo y tu dinero, aprender otro idioma, estudia técnicas de mercadotecnia, interésate y entiende la programación de software, de posicionamiento web, diseño de modelos financieros en hoja de cálculo.

Cualquier otra cosa que complemente tu preparación profesional es tiempo y dinero bien invertido, y a la larga te darán réditos.

12. No dejes de leer

Y aquí me refiero a dos tipos de lecturas.

Primera lectura.-

Los libros técnicos te enseñan cómo hacer o implementar algo, o cómo mejorarlo. Todo este conocimiento te será de enorme utilidad porque te facilitará hacer las cosas por tu cuenta, para no depender de otros.

Segunda lectura.-

Los libros clásicos, tales como novelas, ficción, poesía, biografías, historia o ensayos te forman el criterio, te dan cultura, te pulen, te preparan para escuchar mejor, te aportan razones para comprender a la sociedad que te rodea, te enseñan a ser empático y a ser mejor como persona, como pareja, como socio, como amigo.

No dejes de leer aunque sea media hora diario, eso con el paso de los años te lo vas a agradecer a ti mismo.
Beneficios de leer una hora Diario

13. Aprende a hablar en público

Este siempre ha sido uno de mis demonios, y hubiera sido de gran utilidad para emprender desde joven.

Tomar un curso de oratoria y sobre todo asistir a grupos de debate, para practicar o concursar, te va a proveer de una enriquecedora experiencia que te ayudará en absolutamente todas las interacciones que vayas a tener en el transcurso de tu carrera.

14. No dejes de demostrar que tú cumples

Sea en la escuela, en tu trabajo, en tu blog o en tus redes sociales, siempre cumple con tus responsabilidades.

Cumplir con tu trabajo o con tus entregas periódicas te proyecta como una persona confiable, y ser confiable es uno de los distintivos más brillantes de una buena marca personal.

Qué significa cumplir con las expectativas y cómo calificarte

15. Toma riesgos

Los que arriesgan más son los que más ganan, pero también los que pueden perder más, por eso no todos se avientan a emprender.

Existen varias formas de arriesgar, en unas arriesgas tu dinero, en otras tu patrimonio, en otras tu tiempo, y en otras pones en riesgo hasta tu integridad, tu vida misma, pero de esto último nunca hablaremos en este programa de emprendimiento, ja jaá.

Los jóvenes se pueden dar el lujo de arriesgar más, especialmente su tiempo, porque tienen más años por delante,

aunque cabe decir que el tiempo mal gastado nunca se podrá recuperar; el dinero y el patrimonio siempre se pueden rescatar o volverse a generar.

A mayor edad, mayor prudencia en cuanto a tomar riesgos que impliquen dinero y tiempo, especialmente este último.

16. Busca un Mentor

Puede que parezca complejo ponerse a buscar una persona que lo guíe a uno, especialmente cuando quiere emprender desde joven, pero créeme que si cuentas con una persona que te lleve unos diez años de recorrido profesional eso te va a aclarar y allanar muchas cosas.

Un mentor te puede tranquilizar en los momentos de mayor incertidumbre, porque ya recorrió todo o parte del camino que estás haciendo.

Un mentor puede ser por ejemplo un amigo de tu Papá, el Padre de uno de tus amigos que sabes que tiene un negocio, un conocido que esté progresando en su empresa o en su Consultoría.

Y, un consejo más:
Antes de ponerte a buscar un mentor, lo primero deberías tener es la idea de tu proyecto lo más avanzada posible, no te presentes ante él o ante ella con la mente en blanco.

17. Ayuda a los demás

Ofrece tu apoyo a la gente de tu entorno siempre en la medida de tus posibilidades.

Emprender desde joven no solo significa recibir.

No está mal pedir ayuda de vez en cuando, pero ofrecer tu conocimiento y «saber hacer» de forma desinteresada, te forjará una imagen destacada.

Te recomiendo:  10 Negocios para Jóvenes que puedes arrancar con poco dinero o gratis. Artículo de la Reviste Entrepreneur.

«Si quieres ser un emprendedor entiende que esto no es un trabajo, es un estilo de vida. Eso te define. Olvídate de tener vacaciones y de irte a casa a las 6 de la tarde. Lo último que harás por la noche será enviar correos electrónicos, y lo primero por la mañana será leer tus e-mails, y quizá te levantes a mitad de la noche. Pero es muy gratificante, ya que estás alcanzando algo por ti mismo».

Niklas Zennström | Fundador de Skype.


Otras entradas similares a ‘Emprender desde Joven’ que podrían interesarte:

Emprender no es lo siguiente
La Ley de Murphy para Emprender

Fotografía de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *