Kobe Bryant y sus Claves del Éxito | 606

Kobe Bryant y el Secreto de su éxito | Kobe Bryant muerte trágica | Leyenda del baloncesto basquetbol | Kobe Bryant y sus Claves del Éxito | Principios para lograr metas de Bryant Kobe figura exitosa | Campeón de la NBA y Millonario deportista | Lakers de Los Ángeles
Kobe Bryant y sus Claves del Éxito | Esta es una selección de principios para alcanzar Metas que Kobe Bryant concedió a varios medios televisivos | Traducción e interpretación por Gustavo Pérez Ruiz para the Manager’s Podcast.

Principios del Éxito de Kobe Bryant

En esta entrada les compartiré una serie de recomendaciones del que fuera uno de los mejores jugadores de basketball de todos los tiempos, Kobe Bryant.

Kobe Bryant no necesita de mayores presentaciones dada su deslumbrante carrera y carismática figura.

Esta es una recopilación de valiosos comentarios personales que Kobe Bryant dejara en varias entrevistas para los medios televisivos.

Yo he seleccionado, traducido e interpretado 7 de sus ideas acerca del emprendimiento, el esfuerzo, la visión y el crecimiento, así como algunos de los principios que Kobe Bryant valoraba como fundamentales en el camino hacia alcanzar sus objetivos.

Principios del éxito de Kobe Bryant

Les comparto estas claves del éxito de Kobe Bryant en primera persona, espero que les sean de tanta utilidad como a mí:

¿Cómo alcanzó el Éxito Kobe Bryant?

UNO. Piensa a largo plazo.

-Hubo un verano donde yo jugaba baloncesto, tenía como 10 u 11 años, lo hacía en una prominente liga de verano donde mi padre, mi tío y varias estrellas del baloncesto también habían jugado.

Y allí estaba Yo. No pude anotar ni siquiera un punto,

ni un solo punto durante todo el verano; y eso que jugaba con chicos de mi edad.

Y no era porque estuviera sentado en la banca, siempre era alineado en el equipo, pero

¡no anotaba porque mi juego era terrible!

Para no lastimarme las rodillas jugaba con unas rodilleras enormes, traía unas calcetas muy altas, no me movía adecuadamente, no anotaba ni en tiros libres ni por casualidad, además estaba delgadísimo, era un escuálido.

En ese momento me di cuenta que tenía que contar con una visión de largo plazo,

porque iba a alcanzar el nivel del resto de compañeros en solo una semana. En todo caso los alcanzaría en un año.

Y allí es donde me dije:

«Esto me va a costar un esfuerzo considerable, así que primero me voy a poner a trabajar, trabajaré los tiros… ¡Hagámozlo!»

Así que durante seis meses solo me concentré en trabajar los tiros.

No hacía nada más que tirar, tirar y tratar de encestar. Y al final de esto ya empezaba a crear mis propios tiros, ya contaba con mi propio repertorio de tiros y pases.

Y al regresar al siguiente verano se notó que había mejorado muchísimo, pero no lo suficiente.

Yo seguía trabajando con mucha velocidad porque tenía que superar a quienes eran mucho más atléticos que Yo.

Y entonces, ese verano ya anotaba, porque jugaba mejor, tampoco era mucho, pero al menos estaba anotando.

Mejoré muchísimo con la práctica

Allí ya tenía como 13 años, y al año siguiente, cuando ya contaba con los 14 años, entonces logré superar a todos. Eso sucedió en dos años, no me lo esperaba.

Lo que necesitaba era trabajar en las técnicas básicas y en todo lo fundamental.

Mientras el resto confiaban en su atlético porte y en sus habilidades naturales, yo empezaba a mejorar.

Las rodillas dejaron de molestarme y mi complexión iba tomando forma. Y entonces, a los 14, llegué a ser el mejor jugador del estado de mi categoría.

DOS. Ama lo que desarrolles.

-La paciencia te llega cuando amas el juego, o lo que sea que tú desarrolles.

Yo amo profundamente todo acerca de este deporte (el baloncesto), desde el olor de la pelota, el olor de los tenis nuevos (zapatillas deportivas),  el sonido de la pelota cuando bota en el suelo, hasta cuando la bola pasa por la red, amo todas esas pequeñas cosas y pienso que la pasión viene de todo eso.

Cuando tienes este amor o cariño quieres ser parte de esto todo el tiempo.

No hay un momento específico en que diga que esto que hago me gusta particularmente, porque todo el juego y todo lo que tiene que ver con este ya forma parte de mí,

ni siquiera ahora que ya estoy retirado dejo de amarlo, porque todo lo que aprendí en el baloncesto lo llevo conmigo y a donde vaya.

El baloncesto me enseñó a ser mejor persona, mejor amigo, mejor padre, ya que existen lecciones de vida implícitas en el juego, como comunicación, o no ser egoísta, mi atención a los detalles, empatía y compasión, y todas estas cosas están en el juego.

Y, como atleta, uno tiene que estar consciente de todo esto que nos ayuda a ser mejores seres humanos.

Todo esto se puede aplicar fuera del juego, en el emprendimiento, en los negocios, en el tipo de cultura que quiero tener, todo esto lo aprendí estando en contacto directo con el juego.

TRES. Trata de evolucionar.

-Quiero ser recordado por apoyar a ‘startups’ de tecnología, más que por mis cualidades como atleta.

Yo creo que uno tiene que retarse a sí mismo a evolucionar y a crecer.

Y no creo que para atletas en lo particular haya un mejor mensaje, porque para nosotros es muy fácil perder el rumbo y nuestra identidad, desconociendo la relación entre lo que somos y lo que hacemos. Pienso que esa es una zona muy peligrosa para perderse.

Para mi es solo sentido común, y me digo:
“Mira, voy a desarrollar la siguiente etapa con la misma intensidad, con la misma atención al detalle, con la misma curiosidad, y por supuesto que quiero ser mejor de lo que fui en mi anterior carrera”.

CUATRO. Ten un Amigo más que un Mentor.

-Seguido me preguntan que si Anna Whintour (Editora de Vogue), Arianna Huffington (Editora del Huffington Post) o Johnny Ive (Diseñador en Jefe de Apple Inc.) han sido mis mentores,

y eso no lo puedo asegurar,
pero lo que sí sé es que yo solo levanto el teléfono, me comunico y nos ponemos a conversar.

No hay nada especial ni específico, solo les digo que quiero hablar, les pido que me cuenten cómo ven y cómo gestionan sus negocios.

Johnny (Jonathan Ives) en particular me fascina cuando se pone a explicarme su proceso para crear diseños, y yo le comento acerca de mí cuando jugaba.

Trataba de usar eso mismo para aprender y conectar con la forma de mi juego, y bueno que también me sirviese al salir a la cancha.

Hay muchas lecciones alrededor de estas conversaciones,
y es que la vida es básicamente una librería, solo tienes que abrir los ojos, mirar, preguntar y actuar de acuerdo con ello.
10 Características de un Mentor

CINCO. Para tener ventaja empieza antes que todos.

-En ocasiones me llevaba al equipo a entrenar desde las 4 de la mañana, incluida nuestra seguridad y también los responsables de la marca que nos patrocinaba, en este caso Nike, quienes me decían que eso no tenía sentido, pero yo les dije:

«Para mi tiene todo el sentido. Mi trabajo es tratar de ser el mejor basquetbolista que pueda existir, y para lograrlo hay que practicar y entrenar».

Uno quiere entrenar tanto como sea posible y lo más seguido que se pueda.

Así que si tú te levantas a las 10 de la mañana para irte a entrenar a las 11, o digamos a las 12, y hacerlo por dos horas, de 12 a 2, luego tienes que dejar que tu cuerpo se recupere, así que comes, te recuperas y haces lo que tengas que hacer y regresas a entrenar a las 6, y trabajas de 6 a 8. Luego te vas a casa, te duchas, cenas, te vas a dormir, te levantas y vuelves a comenzar.

¡Así solo entrenaste en dos sesiones!

Ahora imagínate que te levantas a las 3 de la mañana y empiezas a entrenar a las 4, eso te toma dos horas, de 4 a 6.

Luego regresas a casa, desayunas, te relajas. Después vuelves a entrenar de 9 a 11 y de nuevo vas a casa para relajarte; reinicias de 2 a 4, y vuelves con la misma rutina regresando a entrenar de 7 a 9.

De esta forma date cuenta cuanto más entrenamiento he realizado solo por empezar a las 4 de la mañana.

Y mientras vayan pasando los años sigues así, repites la rutina una y otra vez, así te vas dando cuenta que la separación que hay entre tus colegas y tus competidores va creciendo más y más y más y más.

Y dentro de unos 5 ó 6 años ya no importa qué clase de trabajo o esfuerzo hagan todos ellos durante un verano que nunca podrán superarte, porque ya van 5 años detrás de ti.
Así que tiene todo el sentido levantarse y empezar temprano tu día, porque puedes entrenarte mucho más.

Esto no es un razonamiento genético, es puro sentido común.

Yo sé que mientras entreno los demás no lo hacen, porque conozco sus ruinas y horarios. Y sé que si sigo haciendo esto consistentemente durante el tiempo que siga pasando, las diferencias entre ellos y Yo se van ir haciendo cada vez más amplias, cada vez más grandes y enormes, y ya no les será posible revertir esa diferencia.

SEIS. No te estés quejando.

-Creo que la mejor forma de demostrar tu valor es trabajando, aprendiendo, asimilando, absorbiendo como una esponja.

Siempre tienes que trabajar para alcanzar tu potencial. Mientras más creas que lo puedes lograr más duro tienes que trabajar para alcanzarlo.

Eso fue lo que trataba de hacer cuando llegué por primera vez a la liga, donde el baloncesto es un deporte de competencia dura y directa.

Y Yo, llegando a los 17 años, después de darme un golpe en el hombro, odiaba cuando mis compañeros me decían:

«Oye ¿estás bien? cuida ese hombro, ponlo a reposar».

Y salía algún entrenador a preguntarme:

¿Estás bien?

Y Yo les respondía:

¡Qué demonios te pasa, claro que estoy bien!, y Tú ¿estás bien? ¿a ti qué te pasa?

Yo sentía que incluso tenía una fuerza extra en ese hombro, trataba de inhalar un poco más. Yo iba contra todo esto, quería probar que no me tenían que cuidar como a un bebé. Yo estaba bien, siempre luchando de forma competitiva sin estarme quejando.

SIETE. Encuentra nuevos retos.

-Cuando me lastimé el Talón de Aquiles en los medios se decía y se especulaba lo peor, Yo pensé:

“El fin de mi carrera podría ser ahora”.

Así que desde los 21 años me ponía a pensar:

¿Y bueno, qué es lo que viene a continuación?

Uno seguramente se pone a hacer braistorming (a tener una tormenta de ideas), pero uno realmente no se pone a ejecutar nada.

Y, cuando una lesión me llega, pienso:

«Nooo, tengo que empezar a construir otra cosa, ahora mismo».

Para mí ese fue el punto de retorno.

Y cuando estoy lesionado, Yo me planteo y me digo lo siguiente:

Mientras estoy lesionado puedo quedarme aquí sentado evadiendo las frustraciones, o en su caso puedo remplazar este trance como un momento para buscar nuevos retos, pero que sea algo que me entusiasme, algo que me centre en no estar deprimido, en mejor concentrarme para construir algo nuevo.

Para mi La idea de construir algo nuevo desde cero es realmente un reto emocionante. -Kobe Bryant


“Siempre podemos ser promedio y hacer solo lo que es normal. Yo no estoy en esto para hacer lo que es normal”.

-Kobe Bryant

Otras entradas similares que podrían interesarte:
Claves del Éxito de Michael Jordan
Nike y los Principios de Éxito de Phil Knight
Rafael Nadal y sus 10 Claves del Éxito
Cristiano Ronaldo, 50 Frases de Éxito

Música de entrada y salida de EpidemicSound.com con Licencia de uso para Ivoox España / iVoox Originals

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *