Una dinámica de Trabajo en Equipo | 392

Dinámica de Trabajo en Equipo

Dinámica de trabajo en Grupo Equipo | Coaching | Consultoría externa | Asesoría y Mentoría | Colaboración para alcanzar Metas y Objetivos | Misión de Empresa | Grupos Mastermind | Aportar Valor | El Mejor Podcast de Desarrollo Profesional y Emprendimiento
Una “Dinámica de Grupo” que nos ayuda a comprender la importancia de pensar primero en nuestros compañeros para alcanzar las metas de empresa.

La siguiente historia, además de anécdota, sirve como un ejercicio tipo “Dinámica de Grupo” para  aclarar la importancia del trabajo en equipo, el cual es necesario para mejorar el desempeño individual y alcanzar las Metas empresariales.

Este relato sucedió en una compañía informática  del área de Silicon Valley, en California, la que a mí más bien me parece una “Dinámica de Grupo”, de esas que organizan Consultores de empresas o Coachs, y también en escuelas de psicología.

El juego de los globos en el cuarto.

Dinámica de Trabajo en equipo.

Esta anécdota cuenta una dinámica de grupo entre los empleados de una compañía de software. El equipo de profesionales estaba integrado por 30 personas de diversas disciplinas.

La Gerencia decidió que debía enseñarles a sus empleados cómo resolver de la mejor manera los problemas que enfrentaban en el trabajo diario, así que citó a todos sus empleados en un ‘salón de banquetes’.

El Grupo lo conformaba un dinámico y energético equipo de 30 Profesionales de una compañía de software, deseosos y entusiastas por crecer y aprender, como cualquier equipo de trabajo.

Todo el equipo de trabajo se sorprendió porque

fueron invitados para participar en un evento grupal que no sería ni un seminario, ni una conferencia, más bien sería un juego de equipo (una dinámica de trabajo).  Todos asistieron al lugar del encuentro pensando muchas cosas, no se imaginaban qué podrían esperar de la poco convencional reunión.

Conforme iban entrando al salón de banquetes encontraron que estaba todo decorado con papeles de colores, además, vieron una cantidad incontable de globos inflados que casi abarcaban toda la superficie del enorme salón. Eso parecía un jardín de juegos más que el salón de juntas para una reunión corporativa, ¡parecía que se celebraría una fiesta para niños!.

Los compañeros se veían unos a otros sorprendidos y medio extrañados, y notaron que hacia el centro del salón también había una gran caja de globos desinflados.

Primera Etapa.

El organizador, o Coach de la sesión les pidió a todos que tomaran un globo de la caja y lo inflaran. En seguida, les pidió que cada uno personalizara su globo escribiendo en éste su nombre, pero les aclaró que lo hicieran con mucho cuidado, para no romperlo.

Trataron de escribir sus nombres con cuidado en el globo, pero no todos lo lograron, ya que mientras los marcaban algunos los reventaron, ya sea porque hacían mucha presión con el bolígrafo o pellizcaban bruscamente el globo.

Otros globos reventaron por la presión, porque estaban demasiado inflados; se les otorgó una segunda oportunidad para inflarlos, pero se les advirtió que ya no habría una tercera ocasión, porque serían descalificados del juego.

Hubo quienes en esta segunda oportunidad no pudieron marcar sus nombres en el globo, así que los descalificaron.

Solo 25 personas de los 30 lograron marcar sus globos

clasificándose para la siguiente etapa, por lo tanto cinco personas quedaron fuera. El organizador les pidió que entregaran sus globos y salieran al hall.

Segunda Etapa.

De nuevo en salón, el instructor les pidió que buscaran el globo que habían marcado con su nombre, contando solo con 15 minutos para poder encontrarlo.

La Meta era complicada porque habían revuelto todos los globos marcados, la cantidad de globos extras era des-proporcionadamente grande, además de que la búsqueda se dificultaba más porque todos eran del mismo color.

El objetivo de la dinámica de trabajo era claro:

‘El ganador sería el empleado que entregara el globo marcado con su nombre antes que los demás’.

El organizador les advirtió que tuviesen mucho cuidado, porque no estaba permitido que reventaran ningún globo mientras buscaran el suyo, por esto podrían ser descalificados.

Al darles la señal de inicio, corrieron por aquí y por allá tratando de buscar el globo marcado con su propio nombre. A pesar de las prisas por ganar trataban de ser cuidadosos y de no romper otros globos, pero aun así se rompieron muchos globos.

Cuando el cronómetro llegó a los quince minutos, detuvieron la prueba, y:

¡Nadie fue capaz de encontrar SU globo!

Tercera Etapa.

Después de revolver y esconder los globos, el Organizador de la dinámica de trabajo dio instrucciones de que entraran al salón y buscaran cualquier globo marcado con un nombre, el que fuera, y se lo entregaran al compañero indicado.

A solo pocos minutos de haber arrancado esta última etapa de la dinámica de trabajo,

“absolutamente todos los globos llegaron a las manos de sus dueños”.

Todos fueron capaces de encontrar cualquier globo marcado y entregarlo a la personal correspondiente.

El organizador de la dinámica de trabajo le comentó a todo el equipo que a este tipo de ejercicios los denomina:

“Solución real de problemas”.

La llama “Solución real de problemas” porque cuando todos se encuentran frenéticamente intentando resolver sus propios problemas, no se detienen a pensar ni a tratar de entender las formas ideales para resolver los problemas de todo el equipo.

Yo conozco este tipo de ejercicios como “Dinámica de trabajo o Dinámicas de grupo”.

Éstas nos ayudan a comprender en la práctica varias cosas del comportamiento en equipo, así como de la forma de alcanzar las metas comunes, que al final es lo que interesa a todo el grupo, departamento o empresa.

Lo que desde mi punto de vista rescato como positivo de la Primera Etapa,

esa que no lograron superar 5 personas, porque no pudieron marcar sus globos sin romperlos, es que:

Describe el tipo de personas que hacen su trabajo con desesperación, sin cuidado, o que prefieren delegar eso a alguien más.

Hay ciertos momentos en que no podemos delegar alguna actividad, entonces hay que gestionarla personalmente; y para eso, además de experiencia, se debe tener voluntad de hacer las cosas bien.

Otra cosa rescatable para nuestro crecimiento profesional

es que a veces, con la premura del tiempo y por la desesperación de acabar las cosas cuanto antes, las hacemos mal, perdemos calidad por las prisas, descuidamos lo que hacemos. Y, con el tiempo encima puede que no concluyamos ni una ni otra actividad, o que entreguemos el trabajo fuera del plazo estipulado.

Es lo que quizá pasaba mientras se rompían globos en la búsqueda desesperada del propio.

Esto me hace recordar aquellas obras en que los pintores llegaban a hacer su trabajo sin esperar a que terminarán los especialistas en Instalaciones eléctricas, y quizá era culpa de éstos últimos, pero eso no justifica que los primeros les pasaran por encima e hicieran mal su trabajo.

¿Qué hubiese pasado si en la Segunda Etapa, en la que cada uno buscaba su propio globo, alguien hubiese entregado un globo marcado a su dueño?

Respuesta.-  Habría hecho ganar a su compañero”.
Y, ¿Cómo llamamos a este acto?

¿Colaboración?, ¿Amistad?, ¿Generosidad?, ¿Pensar en el otro primero antes que en uno mismo?, ¿Camaradería?, ¿Amor? (en su caso) ¿por qué no?.

Si alguien se hubiera encontrado con el globo de su Jefe y se lo hubiese entregado, quizá loa habrían tachado de adulador, barbero, pelota o interesado. Pero aquí ese no era el caso, porque la idea del juego era tratar de ganarlo.

Muchas veces, y Yo diría que en la mayoría de las ocasiones, compartir y ayudar a los demás nos puede proporcionar soluciones reales a los problemas. Mientras ayudemos a otros se nos facilitarán todas las cosas.

Yo creo que cualquier líder de grupo puede hacer esta dinámica de trabajo, y para esto no necesita alquilar un salón de fiestas, puede implementarla en cualquier espacio cerrado y sin muebles.


Otras entradas que te pueden interesar:

¿Qués es un Grupo Mastermind y cómo te ayudará en tu Desarrollo Profesional?

20 Frases Constructivas para Motivar Equipos de Trabajo.

Consejos para formar un Equipo de Trabajo sin individualidades.

Fotografía de: Gustavo Pérez Ruiz. “Playa de Santa Marina” en Ribadesella, Asturias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *