3 Preguntas para saber si tienes Empoderamiento | 319

3 Preguntas para saber si tienes Empoderamiento

3 Preguntas para saber si tienes Empoderamiento | empoderado | Desarrollo Profesional | Autonomía | Emprendedores | Motivación | Buen Criterio | Autoayuda | Educación entrenamiento práctica | Emprender
El significado de Empoderamiento y 3 Preguntas que puedes hacerte para saber si lo tienes o no.


¿Qué es el Empoderamiento?

¿Porqué existen personas más motivadas que otras?.  ¿Cómo o dónde aprendemos a motivarnos? ¿Porqué la gente se desmotiva?. ¿Quién nos enseña la motivación?.

Lo primero que me viene a la mente son nuestros padres, luego nuestros maestros, entrenadores,  y Jefes y ex-Jefes; todas esas personas que fueron o han sido en algún punto de nuestras vidas corresponsables en varios aspectos de nuestro desarrollo.

Estas personas se han encargado de guiarnos por el camino e indicarnos sus límites y ponernos un destino.

Yo entiendo esos límites como las reglas, reglamentos, leyes o cualquier tipo de restricción que nos indican hasta dónde podemos actuar sin ser transgresores, sin pasar encima de los derechos de los demás.


En principio, no tiene nada de malo tener a alguien que lo guíe a uno y le señale el destino, para algunos sea más fácil vivir así; el destino es en sí mismo un motivo, es la meta a alcanzar, eso que nos alienta e inspira, allí está la motivación.

¿Cual es la diferencia entre Motivación y Voluntad?

Hay personas que funcionan muy bien tanto personal como

profesionalmente cuando les indican su motivo. Si trabajas en una compañía como responsable de infraestructura, como Yo en algún momento y tu jefe te dice:

“Dentro de un año exactamente entregarás estas obras totalmente terminadas, de acuerdo a los reglamentos de construcción y ajustándote al presupuesto contratado”,

allí encuentro los límites (los reglamentos y el presupuesto) y el motivo (entregar la obra terminada).


A mucha gente le gusta trabajar así,

con jefes y supervisores, quienes le digan lo que tiene que hacer y cómo lo tiene que desarrollar.

12 Principios de un Buen Jefe

¿Qué pasa cuando vamos más allá de los límites, cuando decidimos actuar por nuestra cuenta sin que nadie nos señale lo que debemos hacer, ni cómo ni cuándo lo hemos de hacer?

Aquí parece como que llegamos a un lugar y un momento en donde estamos solos, un punto en donde nadie nos indica el motivo.

Existen líderes, llámense padres, maestros o Coachs que nos inspiran a realizar cosas por nuestra cuenta, que nos apresuran a ser creativos y Emprender, a ir más allá de solo cumplir con nuestro deber como estudiantes o empleados; estos líderes nos empujan a hacer más de lo que estamos obligados, nos instan a hacer las cosas porque queremos no porque debemos.


Scott Geller, Profesor en Psicología del Centro de Comportamiento y Sistemas aplicados de la Universidad de Virginia, nos señala unas investigaciones que indican cómo podemos hacer las cosas que queremos, cómo podemos hacer que suceda lo que deseamos en lugar de hacer las tareas que alguien más nos manda.

Cabe destacar que Scott Geller no habla en el sentido de hacerlo por los demás, sino por nosotros mismos.

Y nos cuestiona:

¿Cómo podemos inspirar a otras personas y a nosotros mismos para estar motivados?

Pensemos en la palabra “Empoderamiento”, traducción literal de la palabra inglesa “Empowerment”, y significa:

“Adquirir cierto poder para mejorar una situación, generalmente una situación en la que uno está desfavorecido”.

Empoderamiento es tomar el control de nuestra propia vida, tanto en el aspecto personal como en el profesional.
En Administración de Empresas “Empoderamiento” significa:

“Hazlo realidad cómo sea, hasta con recursos limitados”.

Sentirte empoderado o “en control de tus acciones” significa que te auto-motivas, que tú mismo te impones tus objetivos y tú solo te empujas para conseguirlos.

Para los seres humanos nos resulta muy importante contar con esa sensación de estar en control, en control de uno mismo y de nuestras acciones.

Cómo tomara lo que no podemos controlar
Si quieres saber si estás en control de tu vida (empoderado),

si quieres saber si tu hijo, tus alumnos o tus empleados tienen empoderamiento, hazles estas tres preguntas, y si te responden que “Sí” a las tres, significará que están empoderados.


Primera pregunta: ¿Puedes hacerlo?

Esto es la auto-eficacia. ¿Tú crees que puedes hacerlo? ¿Tienes el tiempo, el conocimiento y el entrenamiento para hacer lo que te estoy pidiendo? Si te contesta que “Sí”, perfecto.

Segunda pregunta: ¿Funcionará?

¿Tú crees que lo que te estamos pidiendo funcionará en toda su forma y proceso? Esto lo llama eficacia de respuesta. Esto es la creencia, o creer que tu comportamiento y tu conocimiento (o sea tu educación) te llevarán hasta lograr tu resultado final.

Pero, para esto se necesita tener educación. Con la “educación” se demuestran los datos, y también la teoría, así es como mostramos y enseñamos porqué puede funcionar esto.

Atención aquí porque en estas dos preguntas ya hemos usado las palabras educación y entrenamiento, pero no las confundamos porque son diferentes.
En la escuela primaria, secundaria y bachillerato a esto se le conoce como educación, y en la universidad se le dice “Educación de Excelencia”. Pero, cuando te contratan en una empresa la llaman entrenamiento (no educación), en el mundo corporativo llegan a tener hasta un Departamento de capacitación y entrenamiento.

Entonces, si te responden que “Sí” a la segunda pregunta, continuamos con la:

Tercera pregunta: ¿Vale la pena?

Esta última pregunta es de motivación y de consecuencias. El Psicólogo B.F. Skinner nos enseñó esto: “Selección en base a consecuencias”.

Dale Carnegie citó al mismo Skinner y dijo: “Desde el día que naciste, todo lo que has hecho ha sido porque querías algo para hacer”… esto son consecuencias.

¿Vale la pena hacerlo?

A veces tendrás que convencer a los demás de que vale la pena, especialmente cuando eres un Emprendedor.
Si te has contestado que “Sí” estas tres preguntas, analiza:

¿Me siento competente, y hago un trabajo que vale la pena?

Cuando te sientes competente desarrollando un trabajo que vale la pena, es más probable que seas una persona auto-motivada. Así, no necesitarás a nadie que vigile lo que haces, ni que te indique cómo y hacia dónde ir.

¿Cómo inspirar a otros para que se sientan competentes?

Este es un reto, para maestros, padres y líderes, no solo para emprendedores. Tienes que reconocerlos y retro-alimentarlos, les tienes que mostrar que son competentes.
Tu sentido común te plantea estas preguntas:

¿Realmente creo que me conduzco con autonomía?
¿Creo que puedo elegir lo que haré y que me auto-motivo?

Uno se puede sentir incómodo cuando no le queda otra opción que seguir haciendo lo que alguien más le manda o indica, cuando no está en control de sus propias consecuencias.

Uno se siente muy bien cuando trabaja para una consecuencia

placentera, siente satisfacción porque está logrando algo. Pero cuando trabajamos para evitar una consecuencia adversa uno se siente controlado.

Recomendaciones Maquiavélicas para elegir Miembros de tu Equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *