Lecciones de adaptación en lo profesional | Magnús Scheving | 149

Lecciones de adaptación en lo profesional, o cómo reinventarse profesionalmente para seguir adelante con otro oficio o profesión.

Alcanzar el podio de unos juegos olímpicos o de unos campeonatos europeos solo está al alcance de unos cuantos que previamente han sacrificado mucho, y generalmente solo son tres los que se pueden subir al podio, el resto aunque también son atletas de élite y muy competitivos van a pasar al ostracismo, o sea a la exclusión y hasta el olvido porque la historia solo destaca a unos cuantos y prácticamente solo recordará al ganador de la Medalla de oro. Y aún siendo un atleta ganador y condecorado, después con el paso del tiempo las facultades físicas se merman y se tiene que seguir forzosamente adelante con otra carrera profesional, tiene uno que reinventarse, adaptarse a los nuevos cambios, éstos cambios pueden estar ligados o no al deporte, pero volver a empezar es más difícil, sobre todo si no se tiene un nombre tan reconocido como el de Usain Bolt, Michael Phelps o el legendario Jesse Owens. Los atletas de deportes de pista, campo o piscina, destacan mediáticamente menos que los profesionales de deportes masificados y controlados por los medios de comunicación como el futbol, el basketball o el beisball, esto  porque  hay mayores intereses económicos producto de patrocinios y grupos de poder.

Sin evaluar muy a fondo todos estos hechos, a finales de los años 80’s, el carpintero islandés Magnús Scheving, quien para entonces ganaba 100 dólares a la semana, hizo una apuesta con su mejor amigo. Se retaron uno al otro para ver quién podría destacar en un deporte, tendrían tres años para alcanzar éxitos notorios y ver quién ganaría. Pero, la condición era que ninguno sabría nada ni tendría experiencia alguna en ese deporte, entonces Magnús comentó: “Yo escogí el billar para él, y mi Amigo seleccionó la aerobismo para mí”, así lo pactaron. El aerobismo era perfecto para Scheving porque su complexión física se prestaba para ello y además se especializó en Gimnasia. Pronto, Magnús destacó no solo a nivel local en Islandia, sino que ganó los dos campeonatos europeos de gimnasia en 1994 y 1995. A estas alturas, Magnús ya había ganado la apuesta con su amigo, pero sus éxitos no terminaron allí.

Hoy, Magnús es una estrella de fama mundial y dueño de un emporio de entretenimiento televisivo que tiene como programa insignia a Lazy Town. Es idolatrado por niños y adultos. Su show es visto en más de 100 países y lo siguen más de 40 millones de niños. Su estudio televisivo se localiza en Reikiavik, él dirige personalmente a un grupo de más de 160 profesionales e invierte 800,000 dólares en la producción de cada programa de media hora. Además, tiene todos los derechos por ropa, juguetes y diversos productos que su empresa fabrica y distribuye desde Islandia a todo el Mundo.

Como orador motivacional, Magnús Scheving ha dejado una gran cantidad de frases lapidarias, frases que con gran contenido y valor, aquí comparto algunas de esas frases:

  • Si mi gente me dice, esto es imposible, yo les respondo que no hay nada imposible.
  • Creo que Lazy Town se hizo tan popular porque creemos en lo que decimos. Creo que es eso, no fingimos nada.
  • Lo que sea que hagas tienes que estar en el top 3, es la única manera de trascender, si no puedes estar ahí dentro de los tres primeros, o no existe un ranking así, crea tu nicho.
  • Lazy Town ha estado en el primer lugar a nivel mundial, desde siempre, como el mejor programa sobre salud para niños, ¿por qué? porque no existe otro igual, nadie apuesta por estos conceptos y eso nos hace indispensables.
  • Me llevó más de diez años desarrollar Lazy Town antes de sacarlo al Mercado. Lo puse a prueba una y otra vez, ensayando y ensayando hasta lograr el Modelo completo que me dejara satisfecho y estuviese listo para mostrarlo al mundo.
  • Lazy Town hizo las cosas correctamente, es coherente con su mensaje y lo transmite bien.
  • Sé más específico, siempre se más específico, y cuando creas que quedó listo, se todavía más específico.
  • No tengo tiempo para gastar dinero. Trato de ir al Banco lo menos posible, pero cuando voy saco algo de dinero para el bolsillo, y procuro gastar lo menos posible.
  • Algunas personas me preguntan que si soy rico. Debo decir que soy una de las personas más ricas del mundo, porque hago algo que disfruto intensamente, quizás esté motivando al mundo cuando veo los cambios, y recibo mensajes de la gente diciendo que he cambiado sus vidas. Por eso yo diría que Lazy Town es una de las Empresas más ricas del Mundo, y que soy uno de los hombres más ricos del mundo. Aunque perdiera todo mi dinero, seguiría siendo rico.
  • Yo siempre disfruto de lo que hago.

Entrada y salida musical son de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *